UNA NUEVA VIDA

UNA NUEVA VIDA
un nuevo inicio para mí

BIENVENIDOS A MI NUEVO BLOG

HOLA AMIGOS ESTE ES EL NUEVO BLOG AL QUE ME INVITARON A PARTICIPAR. SON CINCO MUJERES QUE ESCRIBEN PARA UNA REVISTA Y EN ESTE BLOG DEBATEN Y OPINAN SOBRE LAS NOTAS DE SUS COMPAÑERAS. CADA UNA TIENE UN PUNTO DE VISTA. LIHUE, MÍSTICA. LUCRECIA, SEXO. MILENA, MITOLOGÍA E HISTORIA. MARÍA, RELIGIÓN Y YO PARTICIPO COMO ANDREA UNA MUJER COMÚN. ESPERO LES GUSTE.SOLO DEBEN HACER CLIK EN EL NOMBRE. CINCO VOCES EN LA MESA.












miércoles, 7 de julio de 2010

¿CÓMO DECIRLE A NUESTRO HIJO QUE VA A TENER UN HERMANITO?


Hoy mirando una historieta recordé ese suceso, donde uno debe comunicarle a su hijo que va a tener un hermanito, es un difícil, uno piensa las palabras una y otra vez, después piensa cual es el mejor momento para decirle, pero el momento nunca parece oportuno y uno comienza a dejar pasar el tiempo, pero como las abuelas ya saben antes de que digan algo y como nuestro hijo ya esta intuyendo que algo raro pasa, decide tomar coraje y de la mano con el padre como para darnos fuerza se lo dice.
Aunque la vida no nos prepara para las posibles respuestas de nuestro hijo, primero nos pregunto "¿cómo que voy a tener un hermanito?, después nos pregunta ¿porque quieren otro hijo no les alcanza conmigo? uno trata de explicarle que es para que no este solito y tenga con quien jugar, entonces muy serio nos pone una condición "bueno pero quiero que sea una nena", tratando de explicarle que eso no lo elegimos nosotros, "como que no lo deciden ustedes", no mi amor cuando vos naciste tampoco elegimos que seas varón, pero el porfiado yo solo quiero una hermanita.
Con el embarazo en curso se va haciendo a la idea que no va a ser más el único, lo que para el resulta difícil, porque no le gusta compartir sus papás, abuelos y tías con nadie.
El problema fue cuando el ecógrafo nos dijo que iba a ser varón, aunque yo ya lo presentía, el padre y él decían que era una nena, así que el viaje de regreso en el auto fue en total silencio, solo interrumpido por las preguntas de mi hijo, "¿y ahora que vamos a hacer?" vas a tener un hermanito, "pero yo quería una nena", ya sé, pero vas a poder jugar a la pelota, jugar con los autitos, "yo no le voy a prestar mis juguetes". "encima vamos a tener que pensar otro nombre, porque no tenemos nombre de varón". ese viaje pareció eterno, porque a las preguntas y tristeza de mi hijo se le sumaba mi aceptación de que no iba tener nunca una nena y la cara del padre de desilusión.
Hoy mi hijo menor es algo hermoso, cariñoso y juguetón como el hermano y no lo cambiaríamos por nada, ni el hermano, aunque le costo aceptar a esta nueva persona en nuestra familia, recuerdo que una vez me dijo" para que quieren ser cuatro no estamos bien nosotros tres" todas estas expresiones en alguien de cuatro años son increíbles pero mi hijo es así, siempre te asombra con sus reflexiones y su inteligencia, como el hermano menor.

3 comentarios:

  1. Yo soy el mayor de mis hermanos y la verdad nunca vuelve a ser lo mismo. El afecto y toda la atención van a parar al que sigue uno se da cuenta que no es una ternura ni es gracioso lo que uno dice o hace y ni hablar de como se endurece nuestra vida... nos tocan los mandados, ordenar todo (incluido los desastres y el desorden del otro porque es siempre chiquito viste) además siempre somos grandes para todo y cuando el que nos sigue tienen nuestra edad para todos sigue siendo chiquito y nunca lo hacen responsable de nada para eso estamos los boludos de los grandes ellos solo disfrutan ... y bue que se le va a hacer el problema de ser mayor. Ahora la verdad ¿para que quieren otro no les bastaba conmigo? MUY BUENA PREGUNTA ... SIN RESPUESTA OBVIO.

    ResponderEliminar
  2. por supuesto que queremos una "hermanita"... en una de esas ese pequeñuelo comedor de postres y llenador de pañales, nos surte con 6 meses de edad... mejor una hermanita tranquila. (a no ser, que seamos medios idiotas repartiendo golpes, y nos haga "la torcedura hungara", esa hermanita tranquilita)...

    ResponderEliminar
  3. en mi caso mis hermanitas fueron una bendición ...la que me sigue fue una gran compañera de juegos travesuras y secretos, de grande mi compañera de salida y mi intermediaria a la hora de hacer amistades con varones jajaja fue mi cómplice de la vida. Y la más chica con ella fue como hacer de mamá con apenas 8 años ... era la encargada de hacerla dormir y la que la llevaba colgada a mi cintura cual koala de su madre. Era a la que debía llevar a su jardín y guardar sus juguetes cuando sólo sabía desparramarlos... luego tambien fué mi compañera de salidas y secretos obvio jajaja. Las hermanas que cosa puede ser más fuerte que el amor de hermanas. Son las que siempre está cuando una se siente mal o está en problemas y también es la que está en los momentos más importantes de su vida..como el nacimiento de un hijo o la angustia de perder a alguien muy importante...
    Que sería de mi sin mis hermanas.

    ResponderEliminar