UNA NUEVA VIDA

UNA NUEVA VIDA
un nuevo inicio para mí

BIENVENIDOS A MI NUEVO BLOG

HOLA AMIGOS ESTE ES EL NUEVO BLOG AL QUE ME INVITARON A PARTICIPAR. SON CINCO MUJERES QUE ESCRIBEN PARA UNA REVISTA Y EN ESTE BLOG DEBATEN Y OPINAN SOBRE LAS NOTAS DE SUS COMPAÑERAS. CADA UNA TIENE UN PUNTO DE VISTA. LIHUE, MÍSTICA. LUCRECIA, SEXO. MILENA, MITOLOGÍA E HISTORIA. MARÍA, RELIGIÓN Y YO PARTICIPO COMO ANDREA UNA MUJER COMÚN. ESPERO LES GUSTE.SOLO DEBEN HACER CLIK EN EL NOMBRE. CINCO VOCES EN LA MESA.












viernes, 30 de abril de 2010

UNA VISITA AL MÉDICO CON CONSEJOS MUY EXTRAÑOS


Ayer tuve consulta médica y los consejos que me dieron parecen filosóficos más que médicos. Según mi doctor debo vivir cada momento como si fuera el último, disfrutar cualquier instante del día, empezar de a poco disfrutando unos mates y una charla cordial con mi marido, así según él poco a poco se van sumando los instantes de placer hasta transformarle en todo un día positivo.
Otro de sus consejos es cambiar el punto de vista de las cosas, es decir, si odio cocinar debo decirme voy a preparar algo para que mi familia se sienta feliz al degustar el plato preparado por mí, de este modo, según él, algo que para mi es una carga odiosa, tediosa y totalmente negativa, se transforma automáticamente en algo positivo y me brinda la posibilidad de ir transformando todos los aspectos negativos en positivos.
A este punto de la consulta, yo con cara de aceptación, máscara que ocultaba mi verdadero pensamiento:.." éste esta más loco que yo, o esta haciendo un curso oriental de energía psicológica".
Porque expliquenme, en que cabeza cabe que si me repito cien veces mis hijos son unos angelitos de Dios, los adoro, voy a compartir mil horas con ellos en paz y armonía; voy a soportar con cara de superada total los desastres que hacen, los jarrones que me rompen jugando a la pelota en la cocina, o los gritos que me impiden escuchar hasta mi propio pensamiento y voy a abrazarlos como monje budista cambiando chirlos por besos; sinceramente esto es difícil de digerir para cualquiera
Pretender que alguien como yo polvorita, que se enciende, con una simple lucha de yudo improvisada y con ruidos de héroes de turno ya no se si dragón, bakugan o power y explota en un grito de basta !!!!!. Se transforme por simple pensamiento en alguien tranquilo, que disfruta la vida paso a paso, y va por el patio oliendo florcitas y respirando como si fuera una absoluta pacifista hippie.
Lo siento doctor, no se que estará tomando o que curso raro esta haciendo, o si su enojo constante con mi psicólogo lo ponen en esta situación pero conmigo no creo que su tratamiento funcione correctamente, le voy a arruinar todas las estadísticas.
Prefiero pegar dos gritos que abrazar sin sentirlo, no quiero hacer las cosas que detesto solo para que un día sea de placer total, no me importa la negatividad en mi vida, porque se que voy a terminar con ella, aunque no del modo que usted pretende y por último espero que no lea este blog porque su enojo será tremendo y no va a querer atenderme más, porque tiene que reconocerme que esta teoría no la aplica en ningún aspecto de su vida.

RECUERDOS DE LA INUNDACIÓN

Hace unos años mi provincia y más específicamente la zonas cercanas a mi ciudad se vio afectada por un fenómeno natural desbastador, el setenta por ciento de mi ciudad quedo bajo agua, esta inundación dejo secuelas terribles en la población, a la perdida material y de vidas humanas sobrevino un fenómeno de depresión generalizado.
Para lo que todo lo perdieron, saliendo de su casa con lo puesto y el agua a la cintura, para los que se desencontraron de sus familias y pasaron días buscándolo sin saber si estaban vivos o muertos. Para los que perdieron un ser querido. Es algo muy difícil de sobrellevar, pero si a eso le agregamos la falta de justicia y la falta de apoyo psicológico y económico cuando regresaron a su hogar se hace imposible el volver a empezar.
En toda catástrofe se puede evidenciar lo mejor y lo peor de las personas, nosotros conocimos los dos rostro de la desgracia.
Los gobernantes no hicieron nada por estas personas, la mayoría pensando en las próxima elecciones guardaba las donaciones que llegaban para repartirla después a cambio de votos. Por otro lado miles de docentes, desinteresadamente se pusieron al hombro la situación y organizaron las escuelas como centro de evacuados brindándoles comida, abrigo, entretenimiento y apoyo.
A mi me toco estar de ese lado y así como yo hacia de todo desde seleccionar ropa, servir la comida, secarles la ropa lavada en mi propia casa, buscar películas para entretener a los chicos, creo que lo más importante que hice en ese momento fue escucharlos, sobre todo a aquellos que no salían de las aulas y se notaba que estaban peor. El rostro de esas personas los días que siguieron a la llegada del agua era terrible era como ver a un muerto en vida, la mirada perdida en el horizonte como buscando una respuesta, la tristeza eterna y una profunda desesperanza.
Creo que para todos los que colaboraron en esa época, maestros, porteros, enfermeros, doctores, militares, o simplemente personas con ganas de ayudar esta tragedia fue difícil de olvidar. En mi trabajo fue muy evidente el agotamiento y la depresión que se apodero de muchos profesores al pasar dos meses. A mí ,como a todos me afecto mucho, nunca pude olvidar esa mirada y el hablar pausado de estas personas como arrastrando la tristeza con las palabras.
Hoy es un día especial, perdonen que este escrito no sea como los demás, pero siempre para esta fecha el recuerdo y la impotencia ante la injusticia me pone mal, mañana será otro día ya verán.

miércoles, 28 de abril de 2010

¿LAS COMPUTADORAS SON BUENAS O MALAS PARA LOS HIJOS?







Hace tres años en mi casa no había computadora, hasta que decidimos comprar una usada, era tan vieja la pobre, que para lo único que servía era para escribir en word y jugar algunos juegos.
Ahí, con ese armatoste viejo mi hijo disfrutaba jugando y yo hacía todos los trabajos de un curso que estaba realizando , preparaba las pruebas para mis alumnos y algunas clases especiales.
Pero volviendo al tema, ¿son una buena o mala influencia para nuestros hijos las computadoras?, en un principio debo decir que el temor de todo padre es que se pasen el día prendidos de ese aparato, reemplazando al otro aparato que los emboba que es la televisión.
Ese fue mi primer miedo, pero con el correr del tiempo me fui dando cuenta que jugaba unos juegos y la apagaba solo sin enviciarse con ella, pero por las dudas no instalaba Internet en acuerdo con mi marido, porque pensaba... "si llega a tener Internet no lo saco másde ahí".
El año pasado cambié la computadora por otra usada pero un poco más moderna y por cuestiones de trabajo me vi obligada a poner Internet.
En este punto al miedo de no poder sacarlos de la computadora se suma el otro miedo ¿que ven nuestros hijos en Internet?, ¿que hacemos como padres para que Internet y la computadora se transformen en algo bueno?
Primero, creo que la computadora como la televisión son herramientas que pueden favorecer la educación de nuestros hijos si sabemos emplearlas bien, mis hijos aprendieron los colores , las formas, las letras, los números a los tres años porque veían canales infantiles educativos, con la computadora y la Internet pasa algo similar si nosotros los hacemos jugar juegos didácticos como rompe cabezas, encontrar la forma correcta se termina transformando en algo muy beneficioso para su educación. El resto, padres y madres, es una simple cuestión de límites, todos nuestros temores se terminan cuando bloqueamos los canales de televisión y les dejamos solo los de dibujitos, controlamos a cada rato que están viendo en la computadora o cuales son sus contactos y les marcamos un horario para todo, tres horas de televisión, dos horas de jueguitos.
Para mi la Internet como les dije en otras ocasiones fue un elemento importante para mi recuperación, este blog básicamente, una terapia indicada por mi psicólogo acelero mi recuperación de forma increíble, permitiéndome sentir mejor día tras día.
¿qué opinan ud? ¿en qué los ayudo o los perjudicó la computadora con sus hijos o a ud mismos?

martes, 27 de abril de 2010

LAS REDES SOCIALES Y LOS ENCUENTROS


Cuando comenzaron a mandarme mail invitándome a faceebok, no me animaba porque hacía un tiempo había salido en las noticias algo de un secuestro relacionado con esta red. Pero tanto insistieron mis ex-alumnos que al final cedí, para mi fue algo nuevo, como todo lo relacionado con la informática,me reconozco ignorante en este sentido ya saben lo que me costo crear este blog, entender los de las letras, las imagenes, hasta estuve tres semanas para poner un contador de visitas, bueno con esta red me pasó algo parecido, apretaba un botón y me llevaba a una pagina distinta, escribía en el muro y después no lo encontraba, cuando quería aceptar un nuevo amigo sin darme cuenta lo rechazaba, una idiota total, bueno hasta el día de hoy no se como abrir la parte de ultimas noticias, toco todos los botones hasta que aparece, que voy a hacer soy de la época de las rémington y las olivetti, no de las computadoras.
Bueno una vez que acepté faccebok me empezaron a contactar un montón de personas, ya perdí la cuenta de cuantos amigos tengo y ahí viene lo más interesante, me encontré con personas que hace más de diez años que no veía, no tenía ninguna noticias de ellas, y fuimos conectándonos todas hasta que empezaron a organizar encuentros, a darse consejos, a algunas que están muy lejos les hicimos sentir que estamos ahí a un paso de ella, que somos las mismas, más allá de los maridos , los hijos, las separaciones, los problemas, seguimos siendo esas chicas de diecisiete años que nos dijimos adiós hace casi veinte años.
Ese sentimiento de volver el tiempo, de recuperar afectos, de reencontrar amigos es lo que le debo a la red, es una sensación de estoy acá contá conmigo para lo que quieras, escribime y te ayudo, de hecho este tema me lo recomendó una gran amiga mía que nos desconectamos por un tiempo y la recupere hace poco, son esos afectos que uno sabe que están pero a veces por no molestar o no entristecer no se comunica, ni siquiera cuando esta pasando su peor momento.
Bueno, ahora las tengo a todas al alcance de mi mano y me encanta escuchar vídeos que nos enviamos, ver las fotos de sus hijos, saber de su vida o discutir si una foto fue de un año o de otro o si ese tema lo bailamos en este boliche o en aquel, es algo increíble que el tiempo y las distancias no importen a la hora de encontrarse de nuevo en la red y lo mejor de todo es que el lazo se fortalece y se renueva cada día con más anécdotas y nuevos encuentros.
Con mis alumnos me pasó algo similar, yo los dejo de ver a los diecisiete años cuando ellos se enfrentan al mundo del trabajo, del estudio, de las relaciones, de las parejas y para mi no crecen nunca, por eso le sigo diciendo mis alumnos, pese a que hace años dejaron de serlo, desde que entre en la red me llovían los mensajes diciendo "mira quién esta acá la profe... que moderna no lo puedo creer" y así fui descubriendo lo que pasó en sus vidas conocí a sus hijos, parejas, me contaron como iban en sus carreras, cuando actuaban en festivales( porque tengo algunos alumnos músicos) y es lindo ser parte de sus vidas de vuelta, sentirse un poco amiga un poco madre que cada logro suyo, cada paso que dan soy parte de él, aunque solo sea por una imagen o una palabra en la red.
Por eso amigos, pese a los miedos, la desconfianza, y mi ignorancia en el tema, hoy apuesto a la red, porque en tiempos como este es una forma de sentirse acompañada aunque no te puedan abrazar o mimar, es una forma de demostrar afecto a la distancia.

lunes, 26 de abril de 2010

¿POR QUÉ LOS HOMBRES HABLAN MENOS QUE LAS MUJERES?


A veces me pregunto ¿por qué los hombres hablan tan poco? o será que las mujeres hablamos demasiado. Reconozco que somos más expresivas, más comunicativas, tenemos la necesidad de contar todo lo que nos pasa, lo que sentimos, hasta como esta nuestro cuerpo, podemos incluso estar media hora hablando del clima o de como los hijos están cambiando rápidamente, ni que decir cuando hablamos por teléfono nuestras charla pueden duran de treinta a cuarenta minuto.
Por ejemplo, vamos al almacén y demoramos media hora no porque la cola sea larga o este lleno de gente, no ,porque en el camino nos encontramos con una vecina, o en el almacén esta una amiga o simplemente la que atiende nos entra a contar cosas o nosotros a ellas y así un compra de cinco minutos se termina transformando en cuarenta minutos.
Si hasta cuando vamos al baño, cosa que los hombres no entienden, demoramos media hora, no porque nuestras necesidades sean más que la de ellos, el baño es para nosotros un lugar de encuentro donde comentamos sobre la vestimenta, el pelo, hasta de los hombres que nos están esperando impacientes en la mesa.
Bueno, aparentemente la naturaleza del hombre es distinta a la nuestra, ellos no están acostumbrados a tanta expresividad, son más bien de respuestas cortas, cuando salen a hacer algún trámite hablan lo justo y necesario incluso si se encuentran con un amigo; con los vecinos son de poco hablar, más que un saludo o un comentario de fútbol no hacen, por supuesto que en el baño del bar entran y salen rapidísimo por más que vayan junto son su amigo, cuando hablan por teléfono incluso con su madre (mujer) solo se escucha un...bien...estan bien.. si... voy a ver... monosílabos se dan cuenta.
Cuando en la mesa uno quiere hablar del día de trabajo, o que hiciste hoy con los muchachos, contestan:.... todo bien....lo de siempre. Y cuando nosotras con ese instinto maternal notamos que algo pasa , que tienen un problema empezamos a la mañana con preguntas casuales y podemos estar todo el día interrogándolo disimuladamente, que va a ser como sacarle jugo a la piedra. Si tienen suerte, al otro día en el desayuno, les dirá sin que pregunten nada:.... querés saber que me pasa y le contarán todo.
Yo desconozco la verdadera causa de este síntoma en los hombres, a veces creo que no nos contestan o hablan para no tener que escuchar nuestros reclamos u opiniones sobre el asunto, o piensan que si nos dicen la verdad podemos tener una reacción que no están dispuesto a soportar, no sé, pero piensen un minuto, si fuera distinto si el hombre hablara igual o más que la mujer, como sería esto, nos pelearíamos para meter un bocadillo,terminaríamos discutiendo por quien habla primero, nos diputaríamos el teléfono, en concreto un caos, es mejor así, que hablen poco y escuchen mucho, así la relación es perfecta y cuando nos cansamos de hablar, si no habla, ponemos música de nuestro cantante favorito y con eso se rompe la monotonía del silencio.

domingo, 25 de abril de 2010

¿QUIÉN ES MÁS FUERTE EL HOMBRE O LA MUJER?




Esta es una de las discusiones que el elemento machista se empeña en mantener a lo largo del tiempo. Ellos aseguran que el hombre es el más fuerte de la especie, porque así fue creado para proteger la manada, buscar alimentos, enfrentarse a los peligros, hasta para enfrentar al enemigo para defensa de su familia, hasta ahí podemos decir que tienen razón, fueron creados con una contextura muscular más fuerte para enfrentar estos acontecimientos.
Pero seamos realista hombres, las funciones que antes cumplian hoy practicamente no la tienen, al menos al grado de la época de las cavernas.
Aquí viene lo interesante, las mujeres fuimos creadas para procrear, alimentar, cocinar y cuidar la cueva, en una época también se encargaba del cultivo, por lo cual nuestro cuerpo es más frágil, si quieren decirlo así. Pero yo quisiera saber, cuantos hombres soportarían el dolor de un parto, si la especie dependiera de que ellos procrearan, estaríamos extintos hace siglos. Solo basta ver en aquellos padres que se animan a entrar en la sala de parto, sus rostros pálidos, el temor y el sufrimiento, teniendo en cuenta que el dolor no lo están sintiendo ellos, hasta cuando amamantamos quedan impresionados por el dolor que tenemos que afrontar las mujeres los primeros días cuando la piel se lastima y sangra y nuestro hijo tiene que seguir alimentándose, cada chupón de él es un dolor profundo para nosotras.
Entonces podrán haber sido creados más fuerte físicamente pero en cuanto a soportar el dolor, nosotros llevamos la delantera. Además podemos cargarnos al hombro una familia, lidiar con cuatro cosas a la vez, trabajar, cuidar los chicos, limpiar, cocinar; dejen a un hombre solo un día con estas actividades y verán que cuando vuelven al hogar les besa los pies para que no lo dejen otra vez solo.
Lejos de ser feminista, mi postura es la siguiente, dejen de dársela de machos fuertes dominantes, si a la hora del dolor no soportan ni la aguja de sacar sangre o la inyección, no pueden con más de una actividad y valoren la mujer que tienen al lado porque ella es la más fuerte de la pareja y la responsable de que todavía nuestra especie continúe en la tierra.
Mi marido lo entendió el día que entro a la sala de parto y vio como sin ningún tipo de anestesia daba a luz mi primer hijo, así como pese a las heridas continuaba sentándome y amamantando mi hijo, desde ese día me miro con todo el amor del mundo y me dijo:..no puedo creer lo fuerte que sos...yo no hubiese soportado todo eso....te amo por aguantar todo este dolor sin quejarte para que podamos formar una familia, "no es un amor mi marido". Dos aclaraciones, primero no pertenece a la especie de macho fuerte dominante, el colabora conmigo en todo y segundo no esta a disposición de ninguna mujer que al leer mis escritos intente tener un espécimen así en casa, aclarado esto de que mi marido es de mi entera propiedad, les digo, mujeres somos las más fuertes pero a veces debemos dejar que se la crean, porque su autoestima por el piso no nos sirve, al contrario afecta nuestra cotidianeidad y no queremos que eso se refleje en el lecho matrimonial, dios no quiera. Así que digánle:... si mi amor, sos el que manda, el mas fuerte el macho cabrío de esta casa, total en el fondo sabemos que es solo una mentirita piadosa.

DUDAS EXISTENCIALES Y RECETAS PARA LIMPIAR EL ALMA


Nunca sintieron que el mundo se desvanecía debajo de ustedes, que la vida parece no salirnos como queremos, bueno, así me siento hoy, pongo un pie fuera de la cama y el caos que escucho venir de la cocina me demuestra que el día será igual al de ayer, al del día anterior y así sucesivamente. No es que una se queje de tener hijos o un marido adorable que se levanta a prepararle el desayuno a sus pequeños, no, eso es lo bueno de mi vida, lo que me entristece y me agota es el sentimiento de lo cotidiano, de lo continuo , de lo eterno.

Hace un tiempo yo pensé que mi vida no tenía sentido, que este mundo no tenía nada nuevo para ofrecerme, que era un estorbo para todos y tuve que hacer un gran esfuerzo par mantenerme viva, para seguir de pie, para levantarme todas las mañanas y mirar al cielo pensando, un día más, existo un día más, te doy la oportunidad de demostrarme que vale la pena seguir.

No es fácil, se los aseguro, pensar que la angustia va a pasar, que las cosas buenas de la vida nos van a volver a parecer increíbles, que el amor tendrá el poder suficiente para anclarnos en este mundo.

Algunos dicen que hay que limpiar los muebles, sacar las cosas viejas para sacar las cosas malas de nuestra vida, eso hice yo, limpié el ropero saque ropa que ya no uso, embolsé lo de verano, pero creerán que el día no cambió. No se, a lo mejor me equivoqué de mueble o era una metáfora que no supe interpretar, lo único que se es que el cuerpo me dolía , la espalda ni hablar y el cansancio físico me hizo olvidar de mi preguntas existenciales, tal vez funcionó y no me di cuenta. Mañana les digo, me toca la alacena, con eso espero que mi vida de un giro inesperado porque con el desorden que hay, es para mover cosas todo el día y bueno, en ultima instancia recurro al feng shui y cambio los muebles de lugar o colocó una fuente de agua no sé, las plantas ya las tengo, mi cuerpo plantado en la computadora y el potus de mi marido mirando fútbol todo el fin de semana.

viernes, 23 de abril de 2010

UNA ESCAPADA ROMANTICA




El otro día leía un cuento de fontanarrosa que se llama "playa desierta" es una historia de un hombre que conoce a una chica hermosa y de pronto le ofrece unas pequeñas vacaciones a un lugar desierto, en pocas palabras, los primeros días el tipo estaba alucinado, totalmente enamorado al cuarto día todo lo que hacia le molestaba y veía la posibilidad de matarla porque no la aguantaba más, no voy a contarle el final pero ¿de eso se trata una escapada romántica?.
Cuando uno esta cansado del trabajo, de los chicos y quiere encender la llama de la pasión, dice: " vamos un fin de semana a algún lugar solos". Ahí empieza la programación, ¿dónde vamos?, lejos, cerca, es invierno no vamos a ir a un lugar con mucho frío, es temporada baja no hay nadie en ningún lado, esta bien que uno cuando organiza piensa que no va a salir de la habitación, pero seamos sinceros después queres salir, pasear, comer en algún lugar lindo, recorrer, por eso no es conveniente un lugar desértico.
Otro inconveniente es ¿dónde dejamos los chicos?¿ con quién?, estarán bien, nunca salimos solos y el mayor se enoja porque dice que nos vamos de vacaciones sin ellos, el chico se pone a llorar, logramos que la abuela se haga cargo, con mil recomendaciones, le explicamos que mamá y papá necesitan estar solos unos días para descansar, parecen entender aunque la despedida es dolorosa, nunca salimos sin ellos.
Bueno estamos en viaje con todas las ilusiones. Llegamos al lugar, no se parece mucho el de la fotografía, pero bueno estamos bien y no le damos importancia, la habitación es cómoda aunque el baño es chico, no importa, el agua sale fría ya me estoy enojando pero bueno, la primera noche solos lejos de los chicos pone un manto de bondad, comienza la cena romántica el vino, la noche buenísima, ver el amanecer por la ventana como cuando eramos novios.
A la mañana salimos a conocer el lugar, es un pueblo tranquilo sin muchas tiendas, una plaza linda, nos sentamos a tomar unos mates en un banco, el frío nos hace interrumpir la mateada y regresar al hotel, intento darme una ducha para calentarme, olvidando por completo que el agua salía fría, ahí los gritos, los reproches ,"hace algo... anda hablar con el gerente no puedo seguir bañándome con agua fría ", ya mi humor ha cambiado por completo, el romanticismo se fue al tacho y para completar el cuadro, no se le ocurre mejor idea que preguntar por los chicos.
Porque seamos sinceros, somos madres responsables, amamos a nuestros hijos, pero no hay peor cosa que cuando uno intenta una escapada romántica haciéndose la película que es soltera y están de novios, que te pregunten.."¿cómo estarán los chicos?". Eso es lo peor, porque aunque uno no quiera empieza a pensar en ellos, le entra la culpa por haberlos dejado solos, los extraña, habla de ellos como si estuvieran ahí, o se imagina con ellos.
Entonces el fin de semana romántico termina en un caos, aburridos, con frío( porque una se lleva un montón de ropa, pero siempre la que necesita no la llevó,porque no calculo bien la temperatura del lugar) sin un lugar como la gente para ir y pensando en los hijos.
Al segundo día en el desayuno decimos nos vamos, y el retorno parece lo indicado así que nos convencemos, cuando sean más grande el fin de semana romántico nos va a salir mejor. Este termino en casa con los chicos en nuestra cama mirando dibujitos y mirando a mi marido con todo el amor que se puede demostrar con dos piojos gritando en el medio.

jueves, 22 de abril de 2010

LAS MUJERES Y EL FUTBOL CONSEJOS PARA MARIDOS.


Hoy quiero hablar de un mundo en el cual a veces las mujeres somos excluidas, nos tratan de ignorantes, que no entendemos nada, que solo molestamos a la hora de los partidos o hacemos preguntas tontas o nos dicen que estamos mirando si los jugadores son lindos o no, incluso nos tratan de mufas para impedirnos ver los partidos.
Yo quiero hacer una defensa de las mujeres en este aspecto, primero, no todas somos iguales, hay mujeres, lo reconozco, que no tienen idea de lo que es una posición adelantada o un tiro de esquina, ni quien es el portero. Pero hay otras, como es mi caso, que nos gusta el fútbol, sabemos todas las reglas, las posiciones, los equipos, las divisiones, la posición de la tabla y cuando miramos un partido no les estamos viendo las piernas a los jugadores.
Yo ya les advertí que no soy una mujer común, lo entiendo, somos las menos, pero yo puedo discutir en cualquier mesa de café con cualquier hombre sobre fútbol, a veces lo hago con mi marido o mi papá.
Así que, me enferma que comiencen con los comentarios machistas porque se acerca el mundial, o estén pensando en alguna actividad para las mujeres durante el mes que dura el mismo para que no los molestemos. Vamos!! calculan un mes de actividades y después cuando Argentina se vuelve en la primera ronda dejan de ver los partidos, si más de una vez, la única en casa que mira los cuartos, las semifinales y la final, soy yo sola.
Yo entiendo que el mundial es un acontecimiento único, que cualquier cosa puede pasar, que el mundo se paraliza cuando juega su equipo, pero de ahí a prohibirles a las mujeres participar de esto, es de cavernícolas, soporten a sus mujeres, explíquenles ahora con los partidos de primera las reglas, así las conoce para el mundial, contesten sus preguntas, por más que les parezcan tontas así no las hacen durante el mundial y si no quieren confundirlas no les den las posiciones de los jugadores o como forma el equipo, díganles... ese va en la linea del medio, ese en el arco y ese en el arco contrario y se terminó muchachos, así van a ver que pueden disfrutar de un mundial en paz, en familia, sin necesidad de ir al bar de la esquina para estar tranquilos. Ah, lo lamento en el alma muchachos si su mujer es una de esas que detesta el fútbol, porque para eso no tengo consejo, salvo que quieran darle la tarjeta y mandarla de compras.
Hagan caso de esta mujer, que entiende el género femenino y el masculino también.

miércoles, 21 de abril de 2010

¿QUÉ PASA CUANDO UN FAMILIAR SE ENFERMA?


Cuando alguien en la casa se enferma irremediablemente se afecta toda la estabilidad y organización familiar. Ahora, debemos distinguir que miembro de la familia se enferma porque las situaciones son distintas.
Primero, si los que se enferman son los hijos, casi siempre se enferman los dos juntos, cuando empieza la etapa escolar comienzan todas las pestes en la casa, en dos días tenemos un hospital , que nebulizador, pastillas, jarabe, termómetro. Bueno, esto afecta toda la dinámica familiar, porque en principio ninguno va a la escuela o jardín, durante el día pareciera que no tienen nada y andan corriendo por toda la casa o sacando esos juguetes del baúl que hace meses no tocaban. La hora del remedio es un desastre cuando no termina en la sabana, en la remera , termina en nuestra cara o ropa. A la noche empieza la cantinela, no duermen, tosen, vomitan, lloran y levantan fiebre, todo un caos, que se refleja en la cara de mamá y papá al otro día , mientras que ellos como si nada empiezan el juego de vuelta.
Cuando el enfermo es el padre de la familia, primero no quiere ir al médico, lo que va agravando su estado, y cuando se decide a ir es porque durante dos días le taladramos la cabeza o porque no aguanta más su estado, pero eso no es todo, no respeta ninguna de las indicaciones del médico , no hace reposo, no toma los medicamentos , al tercer día esta bien y te dice... para que lo voy a seguir tomando, se pone insoportable, es peor que los hijos.
Ahora cuando la que se enferma es una, ahí pareciera que un meteorito cayó sobre la casa, no saben que hacer y nosotras conscientes de nuestro estado tratamos de curarnos lo más rápido posible, pero empiezan... ¿donde esta la plancha?, ¿donde esta el pulover rojo?,¿ qué hay para comer?,¿ qué tiene que llevar tu hijo a la escuela mañana?,y los otros.... mamá no encuentro el libro,.... mamá¿ mi autito?,.... mamá no entiendo la tarea. A esa altura una que esta en la cama contestando a los gritos y tratando de mantener la calma, no sabe si levantarse y hacer las cosas o taparse la cabeza con la almohada y hacerse la dormida o tomar un valium y dormir en serio.
Como se habrán dado cuenta, cualquiera de las situaciones afecta la armonía familiar transformando el hogar en un circo de locos, bueno esa es mi situación hoy, por eso escribo esto, mis hijos enfermos y el padre con un ataque de locura, sumado a mis estados de ánimos inestables, la verdad no sé que hago acá todavía y no me tome un avión al Caribe para que un morocho me abanique mientras tomo una margarita.

martes, 20 de abril de 2010

¿QUIÉN GANA LAS DICUSIONES?


Cuando uno discute con alguien siempre se queda pensando...¿ y al final quién ganó ?. Hay distintos tipos de discusiones, podemos discutir de política con los compañeros de trabajo o la familia, podemos discutir de la actualidad con amigos o parientes, pero las peleas más interesantes se dan dentro del núcleo familiar.
Cuando me encuentro frente a mi hijo de siete años argumentando tranquilamente porqué tiene que hacer algo y él contestandome a cada argumento con su punto de vista, primero pienso que tengo un diputado en potencia en casa, después, cuando ya me quedo sin argumentos recurro a la famosa frase " lo hacés porque lo digo yo y se terminó", en éste punto no se si gané yo porque me quedé con la última palabra o mi hijo porque logró sacarme de las casillas y dejarme sin argumentos.
Otra pelea interesante es con la pareja, empezar hablando del tiempo, del auto que se rompió de nuevo mientras tomas unos mates y terminas gritando como en la cancha, porque un tema lleva a otro y él te dice tenés razón, esa frase lejos de reconocer una derrota, esconde otro significado, indica que con la calma del mundo puede decirme a la cara ...no voy a hablar más con vos en este estado de nerviosismo, lo que provoca un efecto contrario porque lejos de apacigüar las aguas las alborota al punto de ebullición y entonces siempre terminas gritando más y mandándolo con su mamá que lo espera con los brazos abiertos, muy a pesar tuyo.
En este caso, tampoco puedo dilucidar quién gana porque siempre me dijeron que el grita en una discusión ya perdió, en este caso yo, porque él parece gandhi haciendo yoga con la paz del mundo a sus espaldas, pero me niego a pensar que por gritar ya perdí, porque dónde queda entonces el hecho de que yo tengo razón, en verdad la tengo , entonces gané yo. A este punto estoy totalmente confundida y me reconozco absolutamente desinformada en este aspecto, necesitaría un sociólogo o un mediador para determinar este punto.
¿Quién puede decirme como sé si gané una discusión?, ¿ tiene algo que ver mantener la calma y no gritar?, consideren que tengo sangre italiana y gallega corriendo por mis venas lo que hace muy difícil bajar el tono de voz.

lunes, 19 de abril de 2010

¿POR QUÉ TENEMOS ESTOS POLÍTICOS EN LA ARGENTINA?


El otro día miraba una serie sobre cuentos de Fontanarrosa y me puse a pensar. ¿por qué la Argentina que tiene científicos increíbles, unos escritores de todo tipo de estilos conocidos en el mundo entero, trabajadores incansables, docentes muy buenos, tenemos los políticos que tenemos? ¿donde esta nuestra falla?. Si tenemos en cuenta que el argentino promedio es un hombre culto, inteligente, que se mantiene informado.¿qué nos pasa a la hora de elegir a nuestros gobernantes?¿nos dejamos engañar por la publicidad o la cara de digno, sincero y honesto de la foto?
No sé, me niego a creer que nuestros destinos están dirigidos por cualquiera, porque a la hora de votar no pensamos el voto, o no nos importa termina resultando una carga trasladarse hasta la escuela y hacer esas colas eternas para poner un sobre en la urna.
Yo entiendo que hay gente que vota por el partido, pero no pueden ser la mayoría, si a la hora de las encuestas son los menos, los indecisos e independientes son más.
Volviendo a mi reflexión, del país donde surgieron Borges, Cortázar, Bioy Casares, Paco Urondo, Fontanarrosa, Soriano, Roberto Arlt, Mujica Lainez, Marco Denevi, Ernesto Sabato, Victoria Ocampo, Alfonsina Storni, Silvina Billrich y cientificos como Leloir, Milstein, Houssai, Favaloro, vucetich y Agote. ¿Por qué no tenemos el mismo nivel de políticos?.
Para mi que los inteligentes y honestos no se involucran en política, reconozco que alguna excepción habrá.
Yo recuerdo la época del ¡que se vayan todos! en el dos mil uno, estaba tan entusiasmada, pensé es la hora del cambio, de dar un giro en los antecedentes políticos argentinos, ahora viene la nueva política, pero no, me equivoqué los que gritan terminan aceptando al primero que les da un poco de estabilidad económica y al ver esto, los honestos no se involucran, con lo cual la rueda vuelve a girar para el lado de los corruptos de siempre.
Este escrito les parecerá raro, porque no suelo tocar temas políticos en mi blog, pero sinceramente cada vez que leo un libro de nuestros autores me indigna pensar que con tantos cerebros increíbles tengamos este país y no el mejor del mundo
.

domingo, 18 de abril de 2010

¿ES POSIBLE LA AMISTAD ENTRE EL HOMBRE Y LA MUJER?


Esta pregunta siempre genera muchos debates entre mujeres y entre hombres, yo considero que no es para debatir tanto. Para mí las mujeres que no creen en la amistad con los hombres es porque nunca tuvieron uno y los hombres que no creen en la amistad con las mujeres es porque con todas intentaron llegar a algo más.
Yo como me considero un poco anormal en todo, he tenido más amigos varones que mujeres, incluso mis mejores amigos fueron hombres, no les niego que algunos hayan pretendido otra cosa, pero una vez que les queda claro que a mi no me interesa más que su amistad, son los más compañeros.
Yo me siento más cómoda con los hombres, creo que ya lo mencione en alguna oportunidad, puedo hablar con ellos de todo tipo de cosas, desde mujeres, hasta sexo, incluso me piden consejos para entender a las mujeres, o para saber como hablar con una chica que le gusta, me han contado sus secretos más profundos y hemos discutido por los temas más tontos.
Con las mujeres amigas es otra cosa nos juntamos hablamos de todo, al contrario de lo que creen los hombres no hablamos de ellos, si de los hijos, del sexo, de la dieta, de la moda, del trabajo, de la familia, pero no de hombres.
Para serles totalmente sincera yo creo que los hombres son más frontales, no andan con vueltas, si te tienen que mandar a la mierda te mandan, si te tienen que decir algo que no les gusta te lo dicen, por más que te duela, si les pedís un consejo te dicen lo que piensan, las mujeres no, dan vuelta para decirte algo y terminan enredando tanto las cosas que no sabes que te quiso decir, nunca te mandan a la mierda, cuando aconsejan son más sutiles para decirte las cosas por lo que el consejo no termina sirviéndote para nada, y rara vez dicen lo que en verdad piensan.
Por eso creo que me llevo mejor con los hombres, no ando con vueltas para decir las cosas, soy frontal, aunque me cueste la amistad, y si pedís un consejo te digo lo que pienso por más que no te guste. ¿y por favor no me preguntes que pienso de tu nuevo novio porque no te va a gustar mi respuesta? y si por alguna razón te separas no me busques como paño de lágrimas, porque soy capaz de decirte lo que pienso del fulano y no te va gustar, ni a él si te llegas a reconciliar.
Ya sé, no soy el mejor ejemplo de mujer, ni hago un culto de la amistad. Soy algo especial por eso es que creo que lo mejor de la amistad es la variedad.

sábado, 17 de abril de 2010

REFLEXIONES SOBRE MIS ABUELOS


Hoy estoy en esos días que me agarra un fuerte bajón y para mal de mis lectores se me ocurrió recordar a mis seres queridos mis abuelos y me pregunto¿ por qué no se bajoneaban o stresaban como nosotros?.
Será que es un mal de este tiempo preocuparse por todo y que los problemas nos den vuelta en la cabeza durante días sin encontrar solución hasta que el estomago nos dice, para o te va a dar una ulcera.
Yo recuerdo que mi abuelo materno trabajaba toda la semana y los sábados o domingos hacia cosas en la casa arreglar un cantero, pintar, le encantaba pintar cuadros, tomar unos mates sentado en un bannquito, y comer pastas el domingo con todos sus nietos e hijos, nunca lo escuche protestar ni siquiera cuando mi abuela le gastaba un dineral en la quinela del barrio, se daba el lujo de viajar con su esposa y conocer lugares siendo apenas un empleado común. Lo perdí siendo muy chica pero me encanta recordarlo a través de sus cuadros o de los regalos que trajo de salta o de sus inventos porque sin haber estudiado se daba maña para hacer mesas ratonas decoradas con papel de cigarrillos o barras divisorias como la que había visto en una casa de visita.
Mi abuelo paterno era alguien especial, podía estar cinco horas hablando sin parar sobre todo tipos de tema, era un aventurero, fue al sur cuando nadie quería ir, trabajo en el ferrocarril y fue de peón a jefe de taller sin tener segundo grado, era muy inteligente y estudiaba o leía todo le caía en la mano, siempre discutíamos de política o religión (cosas que estaban prohibido hablar en la mesa de mi otro abuelo), con él discutíamos sin parar, pero era bueno porque yo en el fondo sabía que lo hacía para hacerme enojar y reírse un rato. Aún recuerdo todas las cosas que me contó del ferrocarril, de como arreglar las locomotoras, de como trataba a los empleados o como hacia negocios en los que siempre terminaba estafado y tenía que vender la casa y mudarse, creo que en su libreta figuraban al menos veinte mudanzas.
Mi abuela paterna era un ángel en la tierra, de familia bien, muy educada, tocaba en violín y desde chica dijo que se enamoro del lechero del barrio que viene a ser mi abuelo, cuando quedó sola al poco tiempo se casaron, viviendo en una casa pequeña que fueron levantando de a poco y lo siguió en silencio en todas sus aventuras y locuras, era el centro de la familia y todos íbamos los domingos a comer empanadas que ella amasaba y preparaba para el batallon,contenta de tenernos a todos en su mesa, en las fiestas le gustaba poner mantel copas, platos finos y hacia sus recetas especiales aunque no tuviera plata y la vista le fallaba, cuando se fue dejó un vacío muy grande en la familia y en mi vida porque era mi confidente, me daba consejos me hacía entender las reacciones de mi vieja y era tan buena con todos incluso con los que la trataron mal o le dieron vuelta la cara que no parecía de este mundo.
Hoy decidí escribir sobre los que ya no están porque en días como estos siento que desde el cielo se ponen de acuerdo para levantarme y obligarme a andar.

viernes, 16 de abril de 2010

CUANDO LAS PESADILLAS AFECTAN NUESTRA VIDA


No sé si a ustedes les pasa, pero yo suelo tener pesadillas desde que soy muy chica, algunas se hacen realidad, a veces son muy reales.
En estos días tuve muchas pesadillas, como suele suceder cuando estoy muy ansiosa, el problema es que como se que voy a soñar cosas raras, intento no dormir y eso afecta mi día, porque los hijos se levantan a la misma hora, hay que prepararlos para la escuela y yo soy un zombi caminando.
Parece algo ilógico que algo tan normal como una pesadilla pueda afectarnos tanto, pero si pudieran estar en mi lugar comprenderían porque les doy tanta importancia.
Es como cuando uno tiene el presentimiento que va a pasar algo malo, bueno para mi eso es cotidiano, como saber que mis pesadillas se van a hacer realidad. Yo se que no dormir no es la solución pero los medicamentos tampoco me ayudan al contrario preparan el clima perfecto para la pesadilla.
Muy pocos de mi entorno comprende lo que significa y sus respuestas son rezar o bañarme en agua bendita, como que el agua me va a quitar esos sueños.
Tengo que vivir con esto y esperar que la pesadilla se haga realidad, pero la angustia que me surge en la espera complica mi vida y mi cotidianeidad.
En esos momentos envidio el sueño de los bebes o los pequeños, tranquilo, como angelitos y esbozando una sonrisa, quien sabe con que sueñan los niños, pero mirarlos dormir es el único consuelo en días como estos.




jueves, 15 de abril de 2010

JUGAR CON LOS HIJOS


Cuando era niña recuerdo que con mi hermana jugabamos al papá y la mamá, el papá era mi primo menor, que se quejaba porque le decíamos anda a trabajar, nosotros hacíamos comida con los yuyos, cuidábamos la muñeca y el nos preguntaba
¿ cuando vuelvo?... a la noche le decíamos, ¡no! decia él, este juego es aburrido, no hago nada.
Es gracioso pero desde que tengo hijos los juegos han cambiado, cuando son bebes me encata jugar con ellos a que soy caballo y estamos en Jesús María, o que soy una moto y andamos por la ruta, su sonrisa plena me llena de felicidad.
Después me toca jugar a la pelota, al basquet, al tenis, al golf, todos los deportes que se le ocurran, menos boxeo o karate (en casa están prohibidos los juguetes bélicos y deportes violentos). Sostener esta prohibición es difícil ante la cantidad de dibujos animados que lo único que hacen es mostrar luchas entre sus personajes principales.
Otro juego que tuve que aprender son aquellos que inventa mi hijo, él se califica como inventor a sus cortos siete años, inventa desde controles remotos, manejadores de autos automático (ese fue un invento para mí porque se lamentaba que no supiera manejar), hasta juegos donde fabrica pistas enormes con dibujos en crayones con trampas y personajes de cartón y una lista interminable de reglas, después hace un campeonato familiar con un diagrama que incluye, cuartos de final, semifinal y ganador del evento.
Jugar con los hijos es una experiencia maravillosa, no solo por la relación que se crea entre nosotros sino porque ellos sienten que son importantes en nuestra vida y que valoramos sus cosas como si fueran adultos.
Yo sé que los chicos de hoy en día son especiales y que hay que prestarle mucha atención y escucharlos, pero jugar con ellos pude ser una forma muy natural de relacionarse del mismo modo que mirar su película favorita juntos.
Aunque a veces proteste porque el arco resulta ser la puerta corrediza con vidrio o la mesada llena de platos y los pelotazos terminen en cualquier lado, como la estatua pintada por mamá, la fuente, la ventana o alguna mascota que desprevenida pasa cerca de la cancha y se liga un golpe, me gusta ver a mis hijos jugar conmigo o con su papá, aunque sea a la hora de comer y la tarta termine siendo un auto de carrera o el puré un volcán, no hay nada mejor que reír de sus ocurrencias y amarlos por lo que son.

miércoles, 14 de abril de 2010

¿QUÉ HACER EN ÉPOCAS DE CRISIS ECONÓMICAS?


Dicen que las crisis hacen crecer nuestra imaginación, que pasa cuando el sueldo que antes nos alcanzaba hasta el 23 ahora no llega al 15 del mes.
Bueno aquí van unos consejos para pasar la crisis:
- Usar la olla y el hervidor herencia de la abuela con tapa o sin tapa hasta que los agujeros los transformen en la nueva maseta del patio.
- Zurcir las medias y pasarla de generación a generación, es decir la ropa la heredan hermanos, primos, vecinos,etc.
- Roturas de rodilla y codo parche automático, fácil de colocar con la plancha.
- No comprar las cosas que podemos hacer en el hogar, nunca más llamar al delivery, prohibido por lo caro.
- Comprar abundante harina para cocinar, discos de tarta, de empanadas, fideos, pan, facturas, biscocho, pizza y demás pastas que en el almacén del barrio están por las nubes.
- La verdura es barata usarla lo más que se pueda cabo de acelga tronquitos a la milanesa hoja tarta, tortilla, y si a los chicos no les gusta dibujar una carita con zanahoria, o aplicar disciplina, no hay otra cosa come, que hay chicos que no tienen nada en la mesa agradece, cométe todo el plato y se acabó.
- Para ahorro de energía usar una sola estufa y trasladarse con ella a donde esta toda la familia, ver una sola tele turnarse con los hijos entre dibujitos y programas nuestros y si no mandarlos a dormir.
-El último recurso en caso de crisis es dejar alguna cuenta sin pagar, en lo posible que no sea el almacén del vecino que nos fía, porque lo tenemos cerca y puede golpearnos la puerta todo los días, aparte no es conveniente pelearse con el único que nos fía los alimentos.

martes, 13 de abril de 2010

MARTES TRECE PERO CON LLUVIA


No se si a ustedes le gusta la lluvia, a mí si, aunque cuando me entra agua por la pieza y tengo que estar toda la noche con el trapo limpiando, me arrepiento de pedir lluvia para mis plantas.
Cuando era una niña me encantaban esos días, porque no iba a la escuela y con mi hermana nos poníamos las botas, el piloto y salíamos con el paragua con dibujitos aunque sea al patio a jugar un rato, después mirábamos los programas para chicos que nunca podíamos ver porque estábamos en la escuela.
Ya de adolescente en las vacaciones, nos íbamos a jugar al voley o a recorrer el pueblo con mis amigos, para terminar todos amontonados en mi casa jugando al truco y haciendo torta fritas.
Cuando estaba de novia me encantaba porque me resultaba totalmente romántico caminar bajo la lluvia y terminar en el techo de algún negocio par besarme apasionadamente escuchando las gotas caer sobre la chapa.
Ahora ya casada cuido que mis hijos y mi marido no se mojen tanto, totalmente aburrida y protectora, porque tienen la manía de salir a saltar charcos y correr bajo la lluvia.
Yo, abro la ventana, pongo un tango, prendo un sahumerio, me pongo a pintar o a escribir, porque es el clima especial para inspirarse.
Hoy es martes trece pero a mi me encantó porque llovía.

lunes, 12 de abril de 2010

REUNIÓN DE AMIGAS


Con mis amigas teníamos la costumbre de juntarnos en un bar cada tres o cuatro meses, era un lugar tranquilo y con poca gente, pero nosotros lo elegíamos porque nos daban dos fernet al precio de uno. En la mesa a veces eramos cinco y aveces cuatro, pero ese día estábamos todas, Alicia, Mariela, Romina, Carla y yo, en verdad todo un grupo heterogeneo, flacas, gordas; casadas, solteras, divorsiadas; trabajadoras, ama de casa; con carácter, tímidas; cada cual con su propio rollo por supuesto.
Ese día todas notamos que Alicia estaba rara, y aunque nadie dijo nada ya cada cual había sacado su propia conclusión, cuando se fue al baño todas comentamos que la habíamos visto demacrada, demasiado flaca y un poco distraída, pero cuando estábamos por dar nuestra versión personal del porqué, volvió del baño.
Tengo que contarles algo dijo, un silencio profundo se hizo en la mesa, hace unos meses conocí a un muchacho, continuo, era simpático, conversador y aunque no era mi tipo me gustaba. Pero desde que lo conocí sentí que no era lo suficientemente linda para él, así que me puse a dieta, baje diez kilos, me veía esplendida, me compre ropa, cambié el peinado, me pintaba, me ponía collares , aros. En ese tiempo nos seguimos viendo, ya no hablamos como al principio que cualquier tema nos llevaba horas, ahora nos mirábamos con deseo, aunque solo íbamos al cine, al teatro a comer, yo esperaba que diera el siguiente paso. Hasta que me cansé y lo invité a mi departamento a comer, preparé una cena romántica, con velas, cerezas y chapagña.
Así fue que llegado el momento terminamos en la cama, el sexo fue bueno, pero sentí que pasaba algo.
En la pausa que hizo Alicia, nosotras pensamos de todo, desde que era gay, casado, estéril, sadomasoquista, no se imaginan la cantidad de cosas que se nos pasaron por la cabeza, de ese pobre tipo.
El había cambiado, ya no me divertía, no halábamos de nada y el sexo no tuvo la chispa que pensé tendría en mis fantasías durante todos esos meses, no se, no me gustaba, sentí que no teníamos nada en común, se fue y no volví a llamarlo más.
Y fue en ese momento que no aguante más y le dije ¿entonces por qué estas así de triste?. Porque estoy flaca como nunca, me siento más joven, con más energía, me siento hermosa...no contestaste mi pregunta si te sentís así a que viene esa cara, ...a que cambié todo por un tipo, lo que nunca hice por mí, lo hice por un tipo que no valía la pena y me enfurece!!!!!
Bueno mirale el lado positivo si estas esplendida podes conocer a cualquier tipo y a lo mejor alguno vale la pena.
Ya de regreso en casa reflexioné ¡qué complicadas que son las minas!!! en lugar de ponerse feliz por estar hermosa, se entristece porque no lo hizo por ella, hay que estar loca. Y pensar que todo lo que nos habíamos imaginado con mis amigas que le pasaba estaba mejor que la verdad.

domingo, 11 de abril de 2010

¿POR QUÉ HAY QUE IR A LA ESCUELA?


Cuando mi hijo iba al materno le encantaba, para él era un lugar interesante y con muchas actividades. Pero cuando comenzó el jardín de infantes no quería ir y las cuatro cuadras que me separaban del jardín las hacia protestando y la vuelta era un listado de quejas sobre la maestra, lo que hicieron,etc.
En esas caminatas fue donde me hizo la pregunta por primera vez ¿por qué hay que ir a la escuela? como se imaginarán mi respuesta adaptada a un niño de cuatro años fue básicamente.. que en la escuela aprendíamos muchas cosas, que descubríamos lo que eran las formas, las letras, los números... a lo que mi hijo contestó luego de meditarlo... si yo a todo eso ya lo sé. Era cierto, pero que hacer con estos pequeños cerebros que en casa acostumbramos a jugar e incentivarlos con muchos juegos didácticos y contestarle o enseñarle todo lo que nos piden, cuando luego la escuela les resulta inútil a su modo de ver.
Cuando leí esta tira de frato, me pareció estar viendo a mi hijo, pero por ningún motivo iba a reconocerle que tenía razón. A la sala de cinco practicamente lo llevaba a empujones y ante las quejas al regreso de que... la maestra era una bruja gritona y que no iba a ir más a la escuela..., yo le decía: " te faltan siete años de primaria, cinco de secundaria y seis de universidad, así que anda haciéndote a la idea que vas a seguir yendo a la escuela" toda una madre comprensiva y amorosa como se habrán dado cuenta.
Pero que nos queda por hacer, yo recuerdo las tiras de mafalda donde decía: mi educación termino el día que empecé la escuela. Reconozco que en muchas cosas las escuelas han sido desbordadas por un avance televisivo e informático, que prepara a nuestros chicos en cosas que ante solamente eran responsabilidad de la escuela y nuestros hijos están llenos de esa información además si en la casa los apoyamos y contestamos sus preguntas y los animamos a seguir con sus investigaciones, cuando ingresan a la institución con un caudal de aprendizaje e información que esta muy lejos de "mi mamá me mima", les resulta totalmente inútil y aburrida. Como diría tonucci " la misión de la escuela ya no es enseñar cosas, eso lo hacen mejor la tv o la internet".
Por suerte mi hijo cuando fue a a primaria tuvo una buena maestra que partía de los conocimientos de los alumnos y desde ahí avanzaba, aunque en algunas cosa tenía un método tradicional como la forma de hacer las letras. Era una tortura, porque mi hijo no entendía porque tenía que hacer la "A" de la forma que indicaba el libro, primero el círculo y después la patita,..." si a mi me queda igual y lo hago al revés, que importa si no sigo la flecha", se me terminaban los argumentos y cuando llegamos a la zeta a fin de año, le dije hacela como quieras.
Como verán aún no se como contestarle a mi hijo la pregunta, se genera un debate y me deja sin respuesta, entonces recurro a la autoridad materna y le digo no me importa lo que pienses tenés que ir a la escuela y se terminó.
Pero coincido con Frato en que lamisión de la escuela ya no es enseñar cosas sino que debe ser un lugar donde los chicos aprendan a manejar y usar las nuevas tecnologías, ademas de aprender a cooperar y trabajar en equipo.

viernes, 9 de abril de 2010

NOSTALGIA DE LA ESCUELA SECUNDARIA


Hoy estuve chateando con una ex-compañera de la secundaria que vive en España, me hizo muy bien recordar con ella esa época que pasamos juntas y me puse a pensar ¿ Es tan mala la adolescencia? ¿ la secundaria deja secuelas imposibles de borrar o no?.
Para empezar debo aclarar que fui a una escuela de mujeres, laica y perito mercantil, donde las exigencias eran muchas. Como siempre caí ahí de rebote, porque mi hermana iba a esa escuela y tenía el banco asegurado, no porque yo quisiera, a mi me gustaba más lo humanístico, nunca me agradaron los números y como comprenderan el perito mercantil tiene que ver mucho con los números.
Por otro lado, me cuesta relacionarme con las mujeres, me llevo mejor con los hombres como amigos, pero no quedaba otra, cinco años estuve en esa escuela, para terminar dándome cuenta que al final la iba a extrañar, no el edificio, ni las clases, sino las personas, las preceptoras, las compañeras, eramos muchas y tan distintas en la forma de pensar, de ser, de vivir, de relacionarnos, que eramos una mescla perfecta.
Cada vez que teníamos que organizar algo discutiamos días enteros, porque teniamos distintos puntos de vista y terminabamos haciendo cosas muy buenas, lo más divertido era la fiesta de la primavera, elegir a la reina, decorar los salones, preparar disfraces, espectáculos... era un griterío, gente por todos lados y al final la competencia con los otros nos dejaba ganadoras o perdedoras pero el hacerlo era divertido.
Cuando viajamos a Bariloche, fue un grupo con varios segmentos y terminó viniendo un grupo compacto, volvimos muy unidas y eso es lo que más me gusta recordar, porque cuando terminó el año y vino la colación yo pasaba un momento dificíl ( mi papá estaba internado) pero disfruté al máximo los últimos días, si hasta fui elegida la mejor compañera, eso que a lo largo del cursado más de una vez me comporte mal con ellas.
Yo no se si uno con el tiempo ve las cosas de otra manera, pero yo recuerdo con mucho cariño a muchos profesores que nos enseñaron de verdad , a mi personalmente me marcaron mucho porque cuando fui docente fue a sus enseñanzas a las que recurrí para ser un buen docente.
Han pasado muchos años desde que terminé la secundaria, conocí otros compañeros, otras instituciones, pero es tan lindo encontrarse con las ex compañeras, ver sus hijos, como resultó su vida, como siguieron tantos años sin contactarnos y de golpe con un encuentro volvemos a los diecisiete, y parece que la alegría y la falta de compromisos nos llena el cuerpo otra vez.
Soy conciente que la dolescencia es una etapa difícil, con muchos cambios y mucho rollo psicológico, pero uno la pasa como sin darse cuenta, como resolviendo con total inconciencia en el transcurso los conflictos.
Y si, la secundaria deja secuelas, algunas buenas y otras malas, la sensación de libertad que sentí en quinto año no volví a sentirla hasta mucho tiempo después, para mi las malas secuelas que dejó esta experiencia fueron los malos docentes autoritarios, denigrantes hacia sus alumnos y las injusticias que suelen cometerse en las instituciones, tal vez porque el gran número de integrantes no permite considerar a las personas y sus problemas en particular.
Yo sé que la secundaria no fue la mejor etapa de mi vida, pero me gusta rescatar el sentimiento que nos une después de casi veinte años, que nos lleva a contarnos nuestra vida en cinco minutos y como si nada volvemos nostálgicamente a la escuela, podemos sentir el olor de los bancos, de la tiza, para terminar riéndonos de nuestros peinados, de nuestra ropa, de nuestra música, entristeciéndonos hasta las lágrimas al recordar nuestro precioso cuerpito.

jueves, 8 de abril de 2010

LAS MASCOTAS PARTE DE NUESTRA FAMILIA


Yo no sé si a todos les pasa, para mi las mascotas son algo especial, son más que un simple animal que habita nuestra casa. Y este sentimiento estoy segura que no es hereditario, porque a mi mamá no le gustaron nunca ni los perros ni los gatos, recuerdo que cuando era chica tenía un perro que era tan malo que nunca lo pude acariciar y cuando me acercaba me mordía, mi mamá decía que era guardián no una mascota, como a mí siempre me gustaron los animales cuando encontraba un gatito tirado en la vía me lo llevaba a casa, preguntaba si me lo podía dejar, me decían que si, pero al otro día desaparecía, mágicamente se había ido, más tarde descubrí que en cuanto me descuidaba mi mamá lo revoleaba al terreno de al lado. Cuando fui mas grande me regalaron una perrita preciosa,era un amo , cuando creció mi mamá dijo que no podía haber dos perros, se quedó con el guardián y regaló la perrita.

Cuando un día muchos años después mi hermana trajo una perrita recién nacida mi mamá aclaró que era responsabilidad nuestra, era tan chiquita que tenía que darle leche con una botellita de remedio, pero me encantaba, mi hermana la dueña terminó heredandomela, un día mi mamá se canso y dijo que la iba a regalar yo me negué terminantemente y me hice cargo de ella con la condición de que me la iba a llevar cuando me casara, como faltaba poco mi vieja accedió. A los dos meses de casada me cayó con la perra, es hermosa pero tiene todos los problemas que puedan imaginar, cuando era chica le tenía que comprar leche sin lactosa porque la otra le hacía mal, después con la comida tenía que ser de marca porque la común le caía mal, es alérgica a las pulgas, así que tengo que comprarle pipeta antipulga y de la buena porque si no, es una por mes; tengo que limpiarle los ojos porque si no no puede ver nada, encima tiene pelo fino y cuando le crece se le enreda todo, se le hacen nudos y tengo que pelarla tres veces por año, pero era nuestra bebé y la paseábamos, jugábamos a la pelota, tenía su colchón y sus juguetes y les comprabamos golosinas para perro. Cuando nació mi hijo, teníamos miedo porque a ella, como es medio loca, no le gustan los chicos, pero cuando nos quedamos dormidos con mi marido se subió a la cama miro el bebé lo olfateo y después se acostó al lado de la cuna como cuidándolo, nos asombró mucho, pero el problema fue cuando empezó a gatear el bebé ya que no le gustaba nada.

Cuando cumplió siete años decidimos arriesgarnos a que sea mamá, había un temor muy grande porque su mamá los había rechazado y los quería matar así que no sabíamos como iba a reaccionar ella con sus cachorros, pero cuando nació la primera y vi que estuvo toda la noche limpiándola y abrigándola me quedé tranquila, su parto fue complicado no podía ser menos, nada en ella es simple, un cachorrito murió atascado y no sabíamos como estaban los otros hasta que la veterinaria los ayudó a nacer fueron tres preciosuras y mi shaky se porto como una excelente madre, de los tres me quedé con una, la más chiquita que era la que ella más quería y ahora que tiene tres años, la sigue limpiando , cuidando, le da su comida, su colchón, el único machito se lo dejó mi hermana la dueña original de shaky, a veces nos visita, juegan se pelean como todos los hermanos y la madre no sabe a quién defender.

Cuando nació mi segundo hijo las dos lo adoraron de entrada, se acuestan en el piso , juegan con él, el las llena de besos, las abraza fuerte, y hasta lo dejan que juegue con su comida y su agua.

Están son mis mascotas Brandy y Shaky, son parte de nuestra familia, nos cuidan, son guardianas, y cuando me siento mal sin decir nada shaky se acerca y me hace cariño, ladra preocupada cuando lloró, aunque sea mirando una película, si hasta descubrí que estaba embarazada porque ella se acostaba apoyando la cabeza en mi panza.

Pero recuerden, nuestras mascotas son una responsabilidad, hay que cuidarlas, bañarlas, desparacitarlas, ponerles las vacunas, cuidar que siempre tengan comida y agua, no dejarlas mucho tiempo solas, porque se ponen tristes y darles mucho cariño, mimos y retarlas si hacen algo mal pero sin lastimarlas, porque son criaturas de Dios como todos los que habitan esta tierra.

LA ESPERA


No se si a ustedes les pasa pero lo que es a mí la espera me altera mucho. Comprendo que hay distintos tipos de espera. Por ejemplo yo puedo esperar conteniendo mis nervios en la espera del pediatra de mi hijo la primer hora y media, pero cuando ya mire todos los cuadros de la sala, lo hice caminar por todos los pasillos, miramos las plantas de la ventana cien veces y él empieza a gritar, correr y las personas mayores que esperan a su médico lo miran con cara de odio y a mi como diciendo que haces que no calmas a ese chico, la verdad que mi tolerancia se termina sobre todo cuando salgo del consultorio diez minutos después, entonces pienso toda este lío por diez minutos.
Otro lugar donde la espera es un poco tolerable es en el banco cuando sacas el número 89 y el único empleado que atiende reclamos de tarjeta canta 5 te quieres morir y miras alrededor y todos te miran con cara de pocos amigos como diciendo y que esperabas que te tocara a vos entonces te acomodas en la primera columna que encontras y vez que pasa una hora y el muchacho atendió dos personas, entonces comenzás a rogar que los otros se vayan porque yo no pienso irme, otra hora, el de seguridad cierra la puerta porque son las doce y todavía adentro, por fin me toca y con mucha amabilidad te dice este no es problema nuestro tendría que averiguar en su trabajo, no ,esto solo me pasa a mí, pero no porque el señor que estaba antes te mira mientras esperamos que nos habrán la puerta para salir y te dice ya se, a vos tampoco te solucionó nada.
Pero hay una espera que me pone los pelos de punta, es cuando espero el médico del trabajo, el día anterior no duermo, ese día me descompongo del estomago, camino por la paredes ,no quiero bañarme si no hay nadie en casa por miedo a no escuchar la puerta, me acuesto a la siesta y cualquier ruidito me hace levantar, pero eso no es lo peor, no señor, esta tortura dura más de un día, aunque usted no lo crea, al segundo día las pocas horas dormidas se notan en mi cara y en mi físico, parezco un muerto vivo, un poco mejor del estomago ya consumo algunos alimentos como si fuera un robot, intento dormir y salto cuando ladra la perra pensando por fin llegó, pero no, era el cartero, ahí termino dicen ustedes, se equivocan todavía falta un día más, en cual me levanto tarde porque por fin pude dormir unas horas, tengo un dolor terrible de cabeza, me contracturé toda y me duele el pecho de los nervios, pero el bendito doctor no se dignó a venir. Porque se pone tan nerviosa con un médico dirán, les cuento hace un tiempo yo esta enferma y esperaba al médico pero nunca venía, hasta que un día, como cuento de terror, cuando voy a cobrar mi sueldo me falta más de la mitad y al llamar al trabajo me comunican que el mes siguiente no iba a cobrar ni un centavo, porque el señor médico dijo que no estaba en mi casa y que la misma no existía. Primero mi casa existe este es un cuento de terror no de hadas donde las casas desaparecen tras las nubes o la niebla, segundo como no voy a estar en mi casa si estoy esperando al médico. Este cuento de terror tuvo un final feliz me devolvieron lo que me habían descontado, pero entenderán que el miedo quedo clavado en mis huesos y cada vez que llega esta fecha no dejo de comerme las uñas hasta que venga el médico o al menos hasta que me informen que todo esta bien.
Bueno cuentenme a ustedes¿ le gusta esperar?¿ qué espera los pone más nerviosos?

martes, 6 de abril de 2010

LA IMPORTANCIA DE LOS DERECHOS HUMANOS


Los derechos humanos, son muy nombrados actualmente, pero pocos saben de la importancia que tienen en nuestra vida, se acuerdan de ellos cuando alguien defiende a un preso, o cuando la inseguridad golpea la puerta, o para defender juicios contra los represores de la última dictadura militar.
Pero los derechos humanos que aparecieron en nuestra historia de a poco, tomaron relevancia después de la segunda guerra mundial, cuando se conocieron los campos de exterminio nazi y nos mostraron hasta donde puede llegar el hombre contra otro ser humano si no tiene límites.
Los derechos humanos son los que posee toda persona por el simple hecho de haber nacido y es el sustento de la dignidad humana, sin ningún tipo de discriminación.
Para apreciar la importancia de estos debemos ponernos en lugar de aquellos que no los poseen. Si queremos saber el valor de la libertad preguntémosle a alguien que separado de su familia por el muro de Berlín no tenia libertad de verlos, ni de transitar, ni de elegir de que lado quería estar.
Si queremos saber el valor de la vida preguntémosle a los esclavos que valor le da su patrón a su vida, que siente al tener un precio en su cabeza o las mujeres de la red de tratas de blancas que derechos tienen, cuanto vale su cuerpo, que importancia tiene para su explotador, que es vida para ella.
Si queremos saber el valor de la justicia preguntémosle a los pobres que es para ellos la justicia o a los indios del Chaco que se ven avasallados por la misma justicia que tiene que defender sus derechos y no tienen a quien recurrir, donde esta la justicia para aquellos que el poder económico les niega su acceso.
Si queremos saber de la paz y de la igualdad preguntemos en medio oriente que piensan sus mujeres de la igualdad, a la que no se les permite ni siquiera caminar al lado de su hombre, o que piensan de aquellos países que les declaran una guerra, para después de destruir su país, matar sus seres queridos y quedarse con su petróleo como premio de su triunfo en la guerra.
Minimizar los derechos humanos para reclamar seguridad, o para negar la dignidad de los presos como personas, es olvidar su importancia, solo aquel que carece de libertad, paz, igualdad, o vida digna esta en condiciones de reclamar algo. Porque si bien todos nacemos con estos derechos a lo largo de la vida muchos descubren que son letra muerta y que en la realidad no se cumplen y es en ese caso donde debemos intervenir para recordar , reclamar y asegurar a todas las personas que estos derechos existen y defenderlos para que tenga acceso a ellos.
Para recordar un poco los derechos humanos en nuestra historia la imagen que ilustra esta entrada fue encontrada el 4 de julio de 1976 sobre los cuerpos acribillados a balazos de los cinco religiosos de la congregacion de los padres palotinos del barrio porteño de Belgrano.

lunes, 5 de abril de 2010

LAS PASCUAS Y EL ATRACON



¿Porqué será que después de semana santa tenemos un atracón y nos duele la pancita como dice guille? Bueno, si hacemos un repaso de como fue nuestro fin de semana, debemos decir que comienza el jueves con un asado con vino para homenajear a los que están lejos y vienen a visitarnos porque donde están no pueden comer un buen asado, de postre torta con vino dulce, a la tarde mate con biscochos o rosca de pascua y a la noche una tartita de verduras; sigue el viernes con unas empanadas de pescado picantes al mediodía, después en la sobremesa café con una torta de chocolate, a la tardecita seguimos con mates con masitas o torta de coco, a la noche nos cuidamos un poco nada de vino y verduritas en ensalada; el sábado ya el estomago nos empieza a reclamar, tomamos un sertal seguimos el recorrido, hoy pastas con salsa suavecita y comemos unos huevos de chocolate porque mañana a lo mejor no nos podemos ver; todo termina el domingo donde comemos más huevos de pascuas con gaseosa porque el vino nos hizo mal, y terminamos a la noche con tecito digestivo.

Esto nos pasa a los adultos pero los chicos no se quedan atrás, empiezan el jueves comiendo el huevo que le regalo la tía, sigue el viernes con el que compró mamá para compartir con todos, el sábado le toca comer el que compró una de las abuelas, el domingo por supuesto viene el conejo de pascua y le deja bajo la almohada un conejo o huevo de chocolate, pero como le toca visitar a la otra abuela, lo esperan bombomcitos de chocolates y huevitos de los tíos.

Yo no se si la semana santa es un acontecimiento de reflexión y sobrecogimiento, lo que sé es que en mi familia es una excusa más para juntarse a comer de todo, hasta explotar o hasta que la panza nos diga basta. Es que cuando nos encontramos, no importa la excusa el estar unidos es suficiente motivo para festejar y como dice siempre mi abuela no se si estaré el año que viene entonces hay que tirar la casa por la ventana ( aclaro que mi abuela de la que se desconoce su edad hace más de ocho años que dice lo mismo).

Total el lunes tecito digestivo con galletitas y los chicos a curarse el empacho con la curandera del barrio.Y quien nos quita lo bailado, lo disfrutado y lo consumido.

domingo, 4 de abril de 2010

REFLECCIONES SOBRE EL BLOG


Hoy quiero hacer unas aclaraciones sobre mi blog, he recibido muchos comentarios en el blog ,en mail y en faceebok sobre lo que escribo. Siento que he avanzado mucho, que he mejorado en varios aspecto a medida que aumentaban los escritos, aunque me falta aprender bastante.
Para aquellos que no me conocen les resulta más fácil desde un punto de vista externo entender o analizar mis comentarios. El problema lo tengo con los que me conocen, que al verse mencionados o compartir mis vivencias no coinciden con muchas de las cosas, porque tienen un punto de vista distinto sobre los mismos hechos.
Yo comencé a escribir como terapia, aquellas cosas que en algún momento me dolieron o me hicieron caer en depresiones, elaboradas en terapias, hoy puedo mencionarlas con total humor e ironía, lo que significa que estoy mejor, además pensé que al escribir, a muchas personas que estén pasando por una situación similar podría ayudarlas con mis comentarios.
No intento escribir, una novela, simplemente narrar a veces con humor y otras veces no, de acuerdo con mi estado de animo, vivencias pasadas o presentes, desde mi simple punto de vista.
Me gusta ver los comentarios y las críticas, me hace bien que me digan lo que piensan sobre el escrito. Me causa mucha gracia cuando me corrigen los errores ortográficos, quiero aclarar en este sentido que autores muy importantes como Garcia Marquez, Paulo Coelho, escribían con horrores ortográficos y los correctores de la editorial pensaban que lo hacían a propósito para probarlos a ellos, sin saber que en verdad escribían con errores. Ya se no justifica que sea tan bruta, ni quiero compararme con semejantes autores, simplemente tenganme paciencia; escribo, pienso, elaboro el relato todo al mismo tiempo, algún error se me pasa, aunque tengo mi corrector personal( mi marido) que me ayuda con eso y con las puntuaciones que por ahí se me escapan.
Gracias a todos los que leen mi blog, ahora después de dos semanas, pude instalar( en verdad lo instaló el novio de mi hermana porque después de quince intentos me dí por vencida) el contador de visitas, veo que son muchos y crecen cada día. Gracias.
Entiendo que pueda resultar un poco extraña esta entrada, es que hay algo que todavía no logre eliminar con la terapia, mi necesidad de agradar a los demás, lo que implica conformar a mis viejos y mis seres queridos. Este fin de semana sentí su enojo , su desacuerdo con mi blog o simplemente su ignorancia y al ser algo importante para mi, me dolió mucho, por eso este escrito de desahogo tan personal.

sábado, 3 de abril de 2010

LAS REUNIONES FAMILIARES


La época de las reuniones familiares son un problema para mí, aunque no siempre fue así cuando era chica con mis hermanas esperábamos ansiosas las reuniones nos encantaba encontrarnos con tanta gente, sobre todo porque en casa se hacían reuniones por todo, venían tíos, primos, abuelos, parientes lejanos, eramos como treinta o más, si caía una prima con novio nuevo le hacían bromas, siempre había baile, música, charlas a los gritos desde una punta a otra de la mesa y las sobremesas duraban horas, nosotros jugábamos, bailábamos y no queríamos acostarnos nunca.A la única que no le gustaban las reuniones era a mi mamá, los preparativos la volvían loca, limpiaba, cocinaba un montón, nos gritaba.." que esperan para bañarse... no no te pongas ese vestido... te preparé el otro" y le preguntaba a mi papá cuantos son, no sé decía, porque sabía que si le daba la cifra exacta, los nervios iban a aumentar hasta las nubes. Cuando iba llegando la gente, controlaba la comida, preparaba la mesa. Pero todo se acabó cuando mi papá enfermó, y nosotros empezamos a extrañar las fiestas numerosas.Aunque seguimos reuníendonos, pero en menor cantidad, siempre fuimos muy unidos y celebramos todo, cuando fuimos más grande las bromas se la hacían a nuestros novios, los ponían tan incómodos que querían irse, si hasta mi marido cuando lo invité a la segunda reunión, no se animaba a entrar y preguntaba quién estaba, tuve que asegurarle que estaban todos mis amigos y que lo iba a sentar lejos de mi familia para que entre.Siempre le llamo la atención la cantidad de veces que nos reuníamos, solía decir ustedes celebran hasta el cumpleaños del perro, cualquier motivo es bueno para hacer una joda. Ahora que hace más de quince años que nos conoce le encantan las fiestas y cuando no puede ir por el trabajo se lamenta mucho.Yo creo que las reuniones familiares empezaron a ser un problema cuando me case, me costaba acostumbrarme a las reuniones con la familia de mi marido, porque son muy distintos, tienen otras costumbres y yo extrañaba, los gritos, el que hablen todos a la vez, los bailes, más que nada extrañaba a mi familia.Otro motivo que me pone mal es cuando me toca a mí la organización, me pongo loca y me parezco a mi vieja, limpiando, cocinando y mis hijos que al igual que a mi hermana y a mi, les encanta la joda, se ponen insoportables, lo que aumenta mi locura que contrasta con la total tranquilidad de mi marido, que se toma todo con naturalidad.Ahora entiendo porque mi mamá reaccionaba así, pero por más que me ponga muy nerviosa organizar una fiesta, calcular la comida, la bebida, que todos estén cómodos, que la pasen bien, me siguen gustando las fiestas numerosas y disfruto escuchar que hablen todos juntos o que se crucen conversaciones, bailar y más que nada ver las caras de mis seres queridos felices,por más que termine agotada y con poca energía para el baile.

viernes, 2 de abril de 2010

LAS LLEGADAS Y LAS DESPEDIDAS

Cuando hablamos de llegadas es un sentimiento de alegría, sorpresa, esperanza, miedo, ya sea la llegada de un hijo, o de una nueva persona en nuestra vida, sentimos esperanza de que esto signifique un nuevo comienzo, miedo de desconocer los acontecimientos que modifican nuestra cotidianeidad, alegría por este nuevo ser y sorpresa por lo inesperado y extraño de su aparición, o no.
Por el contrario, las despedidas tienen un dejo de tristeza, vacío y miedo, cuando un ser querido nos deja se siente un vacío muy grande en nuestra existencia, una angustia intolerable y un miedo al futuro sin él.
Yo prefiero otro tipo de llegadas y despedidas en mi vida, las que suelen darse en los andenes, la llegada de alguien que vive lejos y hace tiempo no vemos, la llegada de un viaje de vacaciones que se refleja en el rostro renovado de energías del ser querido, la llegada de un abuelo que fue a visitar a sus nietos en otra provincia y abraza a los que se quedaron con el mismo amor que abrazó ayer a los que lo despedían.
Prefiero las despedidas que sabemos que son momentáneas, aquellas que sabemos que es un hasta luego, las que aceptamos porque entendemos que debe irse, que es lo mejor para él, aunque por dentro el corazón se nos desgarre, y una lágrima acompaña el saludo con el brazo extendido desde lejos.
Este es un fin de semana donde se ven muchas llegadas y despedidas por eso decidí escribir sobre ellas, los que nos quedamos en el mismo lugar podemos aprovechar para despedir el cansancio, los nervios, la tristeza y la desilusión, y dar la bienvenida a las largas siestas, las charlas con mates con los amigos y seres queridos totalmente relajados, alegrarnos con un tema musical o la ocurrencia de los niños y cargarnos de energía y esperanza para empezar un lunes como una nueva persona, que recién se baja del tren.


jueves, 1 de abril de 2010

RECUERDOS DE LA GUERRA DE MALVINAS EN UNA NIÑA


Cuando era apenas una niña de ocho años mi inocente infancia se vio de golpe con la triste realidad de una guerra, miraba los noticieros y los comunicados militares con total normalidad, cuando un día comunican "hemos tomado las islas malvinas" yo que ni sabía que eran las islas malvinas, vi en la televisión como una muchedumbre se agolpaba en la plaza vitoreando, como en el mundial pero en este caso al dictador de turno, la misma plaza que unos días antes fue colmada con una movilización de trabajadores, cosa desconocida para mí, que no había visto nunca una movilización y menos de trabajadores.
Hasta en la novela de la tarde hablaban sobre que había que alistarse para defender a la patria, a mi me parecía normal y le reclamaba a mi tío que fuera a alistarse. En la escuela empezaron a darnos clase sobre malvinas, me acuerdo que nos pedían ropa de abrigo y en actividades prácticas tejían bufanda para enviar a los soldados, también juntábamos chocolates y le poníamos adentro cartitas, soñando que como en las propagandas de la tele, el volvería a casa y vendría a agradecerme por la carta, hasta me compre un disco que tenía canciones para niños sobre la guerra, una que decía "...hoy le escribí una carta a mi querido hermano ...mamá me han contado que el es un buen soldado que cuida las fronteras de la patria..."
Como miles de argentinos yo también creía lo que anunciaban los noticieros que "íbamos ganando", si hasta mi hermana cuando fue la colecta , quería donar una cadenita de oro con la medalla de la virgen que tenía, mi mamá por suerte la freno, sino hubiese sido una más de la lista de argentinos estafados. Cuando reconocieron la derrota, no entendía nada, fue una gran desilusión para mí.
Con el correr del tiempo,fui enterándome las verdaderas razones de la guerra, el hambre, frío y tormentos que sufrieron los soldados en las islas, no pude más que sentirme tan usada y estúpida como la mayoría de los argentinos.
Pero al igual que con los desparecidos, gran parte de los argentinos desconocían la realidad, en mi caso puedo justificar mi ignorancia dado que era muy pequeña, pero en el caso de mis viejos y el resto de los adultos, no justifico sus errores. Siendo apenas una adolescente, un día en la mesa pregunté a mis padres ¿porque no hicieron nada? ...no sabíamos, teníamos sospechas como todos, pero no estábamos seguros, y no creíamos cuando se empezó a hablar de las torturas y los fusilamientos, hasta que no empezaron las excavaciones en la democracia, nos costaba creer. A mi la respuesta no me convenció, yo no se si no sabían o preferían no saber, por temor o por el famoso no te metas o algo habrán hecho, que pusieron en boca de todos, los militares para mantener a la población dominada y tranquila. Lo único que sé es que ese día tome la firme decisión de actuar de tal manera que mis hijos no me reclamaran el día de mañana... porque no hiciste nada mamá, hoy tengo la conciencia tranquila y sigo actuando fiel a ese propósito.
Se que no acostumbro a hablar de temas de noticieros ni de feriados pero hoy hice una excepción, porque para mí, descubrir, como se evidencia en el relato, que fui parte de una población que apoyaba la guerra con firme convicción de triunfo, manipulada totalmente por los medios y el gobierno, hasta el día de hoy me causa mucho dolor y bronca, aunque mitigo mi culpa pensando que era solo una niña.